• Halthey

CÓMO VIVIR EN EL PRESENTE




“Disfruto de la vida cuando las cosas están sucediendo. No me importa si se trata de cosas buenas o cosas malas. Eso significa que estás vivo”.

-Joan Rivers


El pasado ya fue, y el futuro aún no ha venido. Debemos dejar de permitir que tomen el control de nuestra vida, que por cierto, está sucediendo justo ahora.


Vivir el presente no significa únicamente enfocarte en lo que estás viviendo en este momento, sino también, aprender a disfrutar al máximo tu presente: el sabor de lo que estás comiendo, el aroma que percibimos, la música que se escucha al fondo, la sensación de tu piel al recibir el aire que sopla… Es elegir un estilo de vida en el que más allá de dejar de voltear hacia atrás y/o adelante, aprendas a observar lo positivo de cada situación y le saques partido.


Decirlo puede resultar sencillo, sin embargo, es una práctica que requiere esfuerzo, apertura, paciencia y sobretodo, una actitud positiva para lograrlo. Aquí te doy algunos consejos para lograrlo:


  • Acepta y abraza lo que tienes y dónde estás, sin juzgarlo

  • Identifica y admite tus emociones en la situación que estás viviendo

  • Reflexiona sobre tus sentimientos ¿por qué me sentí así? ¿era tan grave? ¿cómo puedo actuar ante esta situación?

  • Reconoce que hay cosas que están fuera de tu control y no queda más que aceptarlas


Y lo más importante de todo es comenzar de a poco, un día a la vez. Gana una batalla por día y no te preocupes por las que has perdido o las que vendrán, enfoca tus esfuerzos en lo que sucede ahora.


Además de disfrutar tu momento, vivir en el presente te ayudará a mantener en calma tu mente, aprenderás a observar con detenimiento el contexto en el que te encuentras y dejarás de juzgar las situaciones sin importar si éstas son buenas o malas.


Para comenzar a ponerlo en práctica tengo un reto para ti:

Ponte cómoda(o) en tu lugar favorito de tu hogar y durante 5-10 minutos dedícate a observar con detenimiento lo que te rodea (los detalles, colores, texturas), activa tus sentidos y enfócate en el aroma, sonido, la sensación de tu piel al estar en esa postura... Quédate un momento en ese ambiente de observación y reflexión. Ésta es una forma práctica de poner en marcha la vida en el presente.


Donde quiera que estés, está ahí totalmente.


38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo