¿EVITAR EL GLUTEN ES REALMENTE SALUDABLE?

El gluten es una glucoproteína compuesta por glitanina y gluadina. Está presente en algunos cereales como la cebada, trigo, centeno, entre otros. Además de encontrarlo en estos alimentos, el gluten es utilizado en la industria alimentaria por sus propiedades tecnológicas ya que da viscosidad, volumen y espesor a ciertos comestibles, por lo que puede también estar presente en alimentos procesados como harina blanca, pan, galletas, salsas, arroz, crutones, etc.



La dieta gluten free cada día gana mayor popularidad, múltiples personas deciden llevarla a cabo después de leer un artículo, ver un comercial en televisión o por el simple hecho de que alguien en su círculo social lo está haciendo. No obstante, la falta de información sobre el tema puede resultar contraproducente. Actualmente existen distintas posturas ante la implementación de esta dieta en la población en general. Ya que sí es recomendada por los expertos en personas que padecen ciertas patologías como:


  • Enfermedad celíaca

Es una patología crónica en la que el consumo de gluten provoca inflamación y daño en el intestino. Se estima que a nivel global 1 de cada 100 personas padece esta enfermedad.


  • Sensibilidad al gluten no celíaca

Causa síntomas semejantes a la enfermedad celíaca, pero a diferencia de ésta, no produce daño en el epitelio intestinal.


Las enfermedades anteriormente mencionadas requieren de una dieta libre de gluten, ya que es el único tratamiento posible para los pacientes que padecen dichas patologías.



La dieta sin gluten en personas no celíacas



Excluir el gluten de la dieta diaria requiere de guía nutricional por expertos ya que los alimentos por los cuales se sustituya deben ser saludables y convenientes para el cuerpo como: frutos secos, lácteos o frutas. Por otro lado, al sustituir un alimento procesado con gluten por uno similar sin gluten puede provocar deficiencias nutricionales.


Es necesario que antes de iniciar una dieta restrictiva se consulte con un especialista para no dañar tu salud y que las consecuencias resulten nocivas.



Investigaciones:



  • El Instituto de Investigación Sanitaria La Fe de Valencia, coordinado por Paula Crespo (dentista-nutricionista) realizó una investigación donde se compararon 890 productos sin gluten y 600 productos similares con gluten a nivel de macronutrientes (hidratos de carbono, azúcares, grasas, tipo de grasas, proteínas, fibra y sal) así como la calidad de los ingredientes.


Hallazgos de la investigación:


  1. Los panes sin gluten presentan valores similares a productos semejantes con gluten.


  1. En la categoría de pastas, suplentes de galletas y pan los productos sin gluten contienen menos azúcar y lípidos, sin embargo, pueden presentar de igual forma menor cantidad de fibra y proteínas.


  • Se realizó un estudio por expertos estadounidenses con datos de 1986 hasta 2012 en el que participaron 110,017 personas. Benjamin Lebwoh, profesor de medicina y gastroenterólogo de la Universidad de Columbia, y principal autor del estudio concluyó lo siguiente:


  1. “No debe recomendarse la promoción de dietas sin gluten con el fin de prevenir la enfermedad coronaria entre las personas asintomáticas sin enfermedad celíaca.”


  1. “El consumo de alimentos que contienen gluten no se asoció significativamente con el riesgo de enfermedad coronaria.”



Con base a la información recabada, es recomendable que más allá de basar una dieta con la presencia o ausencia de esta glucoproteína, conozcas los alimentos e ingredientes que le hacen bien a tu cuerpo para seleccionar los productos adecuados, ya que el hecho de que una dieta sea efectiva para la pérdida de peso o saludable no se relaciona con la privación de gluten.






104 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo